Blog. Invisibilidad Compartida +

INVISIBILIDAD REVELADA

invisibilidad compartida / invisibilidad compartida + / invisibilidad repartida

Proyecto: Carlos Lalastra

Fotografía: Andrea Abáigar

Makeup & Hairdressing: Goretti Peluquería

Directora C.M.A.S.: María José Martín

 

Participantes:

BLANCA ABAJO ALDA MINCHO KOKO RICO PACO SAN MIGUEL ERNESTO ESPARZA CARMEN SAN ESTEBAN VICTOR GARCIA DE LA TORRE ENRIQUE SANTA MARIA SILVIA SAN MIGUEL ERNESTO MURILLO BINGEN MENDIZABAL CARLOS LALASTRA ANDREA ABAIGAR CESAR SAN MILLAN BELÉN GÓMEZ FERNÁNDEZ ALMUDENA GARCÍA MORENO LOURDES SÁNCHEZ GORIS RODÍCA CIRPACI LAE CIRPACI PEDRO MARTÍNEZ FERNÁNDEZ DE GAMBOA JOAQUÍN DA SILVA PEREIRA PALOMA GARCÍA MULEY ALEJANDRO LATORRE RÁEZ ALEKSÉI SUAREZ GUERRA TERESA PINILLOS KARMELE VALLE AINHOA FACAL MIRIAM PEÑA CLARA LOBO PABLO RUIZ DE ARCAUTE Mª JOSÉ MARTIN IRUNE SAENZ TXARO MARTÍNEZ NURIA ZAPATERO JESÚS ZUBIAGA GURUTZE ARANA DANIEL CASTILLEJO ANTÓN BILBAO MENTXU PLATERO DANIEL EGUSKIZA ENRIQUE MARTÍNEZ  GOIKOETXEA BEGOÑA GODÍNO ENRIQUE MARTÍNEZ CARMELO LEZANA LORENZO GARCÍA JOSÉ ANTONIO GARCÍA GORETTI GALARRAGA ESTITXU ESKIBEL YOLANDA APARICIO MIRIAM RAMOS OLGA ANTOSIN GIULIA SALVATTI ITSASO ESKIBEL ISABEL ALZOLA NORA SAN MIGUEL EKHI GONZÁLEZ DAVID SALGADO TXUS BILBAO MIKEL BILBAO JUAN MENDIZÁBAL RAMÓN BARRANTES VALENTÍN BASÁÑEZ EDURNE RIVERO IBAN ARECHABAL LUIS EDUARDO VARAS JEAN GUY OMBIOYO MOUSSANG YACOU TRAORE AUGUSTINE TUAH AZIZ MANNEH SULE MOHAMMED ABDUL KADIR YUSSIF HAMZA AHAJJAM NAIARA SACRISTAN FERNANDO CARMONA TRINIDAD BAZ NIEVES GONZALEZ RAFAEL ROZAS JON ARRUA EMILIANO JIMÉNEZ LIDIA LORBADA EMILIO GARCÍA JAMAL MEHDI HOUARI BENAFIA DAYAMI REYES CASTILLO RAQUEL VÉLEZ SÁNCHEZ AYOUB SOURI LARBI AKHBAZ

 

 

Que suene el teléfono y una voz grave y masculina me diga: «Abáigar, ponte las pilas», es uno de los mejores momentos que puedo llegar a tener en la vida.

Es Carlos Lalastra.

Pienso en él y la sonrisa sale sola.

Nos disponemos a embarcar en un segundo proyecto: «Invisibilidad Compartida +», dentro del concepto de invisibilidad social pero con carácter personal y metiéndonos de cabeza en un mundo, al menos para mi, paralelo a mi realidad. 

Las personas invisibles.

Aquellas que la sociedad económicamente estable puede definirlas como de segunda categoría.

Nada que ver.

Carlos se volvió loco buscando colaboradores, gente que quiera involucrarse, y lo consiguió.

El proyecto fue respaldado  por María José Martín, directora del centro de acogida social C.M.A.S. destinado a personas y familias con hijos/as a su cargo, que se encuentran en situación de exclusión residencial. 

Presentó el proyecto a las personas que allí residen y reclutó voluntarios.

Nuestra primera reunión fué allí, como un matojos de nervios nos encaminábamos en una realidad, que por lo menos en mi corta experiencia, jamás había vivido.

Fue una reunión que pasó de ser curiosa a querer desgarrarme el alma por lo sumamente egoísta que me estaba sintiendo. 

Nos sentamos en una mesa alargada y sirvieron café. Estaban contentos. Bajé al mundo cuando una Belén que conocería más tarde, me dijo si quería azucar y pastas. Le sonreí, si claro. 

Carlos inició la reunión, comentando la importancia de involucrarse en querer hacer y creer. Yo los miraba, estaban muy atentos.

¿Quiénes sois?

¿Cómo habéis llegado hasta aquí?

¿Cuál es vuestra historia?

¿A dónde os gustaría llegar?

El corazón se me encogió escuchando sus historias, la valentía que supone abrir el alma de semejante forma a personas que no conoces, poder llorar y reír, sin ataduras.

Y ahí empezó, lo que para mi fue el final de mis crisis superficiales de problemas con solución y sin ninguna clase de criterio.

Invisibilidad Compartida + comenzaba con personas maravillosas, con problemas, como todos, pero recorriendo un camino un poco más espinoso, y difícil que el resto.

Agradecer a cada uno de ellos las ganas puestas en este proyecto, cada sonrisa. Por los abrazos, los cigarrillos y sus conversaciones, por el brillo de la mirada. Básicamente el acto de realizar las fotografías era un símbolo superficial de lo que realmente estaba ocurriendo ahí, entre todos.

Nos han dado ellos, mucho más de lo que hemos dado nosotros.

Gracias.

«Invisibilidad Compartida» es el origen de este proyecto, es aquello que no vemos detrás de cada obra de arte.

Es el reflejo de la situación social y profesional, presente hoy en día, que imposibilita por el poco respeto que hay para los artistas y el trabajo que estos desarrollan por el arte y la cultura, la subsistencia de ambos.

No somos conscientes de lo importante que es para la humanidad el arte, tanto por las bellísimas cosas que hace el ser humano, que llega a cambiar movimientos históricos, mueve masas y saca sonrisas, como la capacidad que tiene para remover conciencias.

Y ahí están ellos, los artistas. Sisifos encadenados a una profesión imposible; que para llegar a fin de mes, hacen piruetas con otro tipo de trabajos vacío, para luego llegar a casa y trabajar de forma altruista en aquello que realmente aman.

Muchos de ellos están desapareciendo, hartos de esta delincuencia artística: ARTISTICIDIO.

Nos estamos quedando sin soñadores.

En esta serie fotográfica vais a ver a 12 artistas reconocidos de Vitoria-Gasteiz, que han hecho un hueco y un camino en su vida. Pintores, escultores, actores, músicos, ilustradores, fotógrafos, escritores, colaborando para reflejar lo que realmente está sucediendo: que somos invisibles a la sociedad.

Esto va dedicado a las nuevas y no tan nuevas generaciones que salen de “La fábrica de artistas” y se ven perdidos en un camino en el que hay futuro para muy pocos, dónde se van a ver metidos en un vacío legal, sufrirán todo tipo de malas prácticas y se verán rodeados de personas que pondrán mil trabas, pero se querrán beneficiar de lo que realmente amas.

Dejemos de prostituir el arte.

«Invisibilidad repartida» es la unión de estos dos mundos.

Donde la imagen deja de existir para que surja el momento.

Nos ponemos en contacto con varios artistas para que muestren a voluntarios del C.M.A.S. cómo trabajan y ver cómo interactúan ellos con su arte.

El resultado son días de taller, dónde con ritmo, creatividad, y disciplina, llegan a realizar sus obras artísticas mediante la música y la escultura.

 

 

carlos lalastra & andrea abáigar

LOS CREADORES

Carlos Lalastra como cabeza pensante y cuerpo vibrante.

María José Martín como espíritu risueño.

Goretti al mando de las tijeras y los nuevo look´s.

Mucha gente bonita a deseo de ayudar.

Y lo más importante: La sonrisa de todos los modelos.

Luego yo andaba por ahí, sacando fotitos.

Volver arriba
error: ¡Contenido protegido!