EL PUTO POST

el puto post

día 18

– ¿Que qué me pasa? – me preguntas desesperado.
Por dónde empiezo, si ni yo me entiendo.
Me pasa el cansancio, la responsabilidad y desaliento.
Me pasa la vida, la que fue, y ya no siento.
Me pasa que soy una niña, que tengo miedo y no sé si hago lo correcto.
Me pasa…
Me pasa que miro a mi alrededor y todo sigue igual, menos mi situación.
Que quiero salir a jugar, que quiero reír sin razón.
Que no quiero mirar el reloj, ni sentirme una bolsa de alimentación.
Que necesito dormir, ya que ya los sueños no vienen a mi.
Que ya no soy un plan, ni siquiera una opción.
Me pasa que me he convertido en adulta de golpe,
ni alcohol, ni tabaco, ni trasnoche.
Que siento que nada hago bien y siempre hay algún reproche. 
Que todo el mundo la quiere, y yo no quiero que nadie la toque.
Y la miro,
mi vida en 51 centímetros y medio.
Que no deje de respirar, que no tenga hambre ni frío.
Que su único llanto sea por el sufrimiento más liviano.
Que  no desaparezca su calor, ni la textura de su pelo.
Que su olor sea un perfume y su carita el final de todo sufrimiento.
Que sus manitas me agarren bien fuerte el pelo.
Y su naricilla sea la locura de cientos.
Que me quiera y que nunca la haga daño.
Que sí, que la quiero, que la amo y que me entrego.
Que sin ella, yo muero.
Entonces… ¿que qué me pasa?
– No lo sé. – Te contesto.
ABÁIGAR
Literatura de entrañas

COPIAS · PRECIOS

INFÓRMATE DE LAS COPIAS DISPONIBLES

Volver arriba
error: ¡Contenido protegido!