Marta Cossio

SESIÓN PRIVADA

MARTA COSSIO

Mi primera vez con Marta Cossio fue bajo un manto de estrellas y la ciudad bajo nuestros pies.

Estábamos todas las chicas, las mujeres de mi vida.

Cerveza, mate, tabaco y algo de cena.

Para que más.

Cámara en mano y alcohol en vena, pregunté si alguna se animaba a una sesión rápida.

– “Estreno suje, Andre”. – Me dijo Marta. 

Nunca la había fotografiado, ni sabía que iba a salir de ahí. El objetivo era divertirnos un rato.

Se quitó la camiseta, le coloqué una lámpara de pie frente a ella y enfoqué.

Se transformó. 

Su mirada, su sonrisa traviesa, su hiperactividad desaparecieron, y surgió una Marta que hasta ahora no había conocido. 

Las fotografías de aquella sesión las podréis ver al final del post.

 

Así que volvimos a repetir, pero esta vez en la Jimmy Jazz. 

Marta trajo una maleta llena de ropa, Ainara Marotta su conocimiento y profesionalidad para realizar los cambios de maquillaje y peinado y Josu trajo a dos grandes protagonistas peludos: Akira y Kenji.

Yo me limité a llevar mi maleta con la cámara, el foco y mi pequeña creciendo en mi tripa.

Lo emocionante de esto es que nunca sé qué va a salir de cada sesión.

Por eso siempre me invaden las inseguridades y los miedos. Luego ya estoy como pez en el agua.

Marta no paraba quieta de los nervios, Ainara hizo magia, los perretes se suponía que no iban a obedecer, y yo estaba de 29 semanas, por lo que hacer la croqueta en el suelo y realizar todas las acrobacias acostumbradas, iba a ser misión imposible.

Pero como siempre, todo fue coser y cantar. Elegimos el vestuario, al escenografía y el maquillaje.

¡LUCES, CÁMARA Y ACCIÓN!

Todos los factores se acomodaron entre sí y la composición empezó a surgir.

Os dejo un vídeo que realizó Ainara Martotta durante la sesión de fotos.

Disfruto cuando realizo sesiones de fotos de este tipo. Normalmente se las hago a personas cercanas a mi, que conozco  y me dan seguridad. Si en algún momento dado me equivoco, no sale o me pongo nerviosa, saben transmitirme esa tranquilidad.

Esta sesión junto a la de Leire Baztarrica son especiales. Ya no sólo porque las esté haciendo embarazada, sino porque hay algo que está cambiando en mi. En mi forma de crear.

No sé si ella influye en todo esto, o es una paranoia pasajera, pero lo estoy disfrutando de lo lindo.

Espero que os guste.

Un abrazo.

SESIÓN JIMMY JAZZ

SESIÓN PERSONAL

Volver arriba