TxaoKari

GRUPO MUSICAL

TXAOKARI

Esta historia no funciona si no se conoce el inicio de un amor en un bar con una copa de vino.

Conocí a Federico Salvati e invadió mi vida con su acento italiano, su desvergonzada cara romana y su coqueteo interminable. 

– «Me encantaría que nos sacases unas fotografías»- me dijo – «Ven a vernos algún día».

Y yo que soy muy mía, y muy pesada a veces, tardé meses en dignarme a aparecer. 

Hasta que un fin de semana que olía a primavera y sabía a cerveza recién tirada, nos acercamos David y yo a la Abisinia.

Y ahí estaban, disfrutando como niños pequeños de un gran concierto.

Le miré a través del cristal y sonreí.

Con voz magnífica, ojos cristalinos y un equipo que te dejaba anodada y te sacaba la carcajada, disfrutamos del primero concierto, y no el último, que escucharíamos en tiempo.

De ahí a las nubes.

Como siempre rápido y sin organizar nada, salí de trabajar una noche helada, y me acerqué al bar Qino, donde estaba todo el equipo.

Ainara Martotta volvió a ser parte del equipo, tanto en maquillaje como en ponerles bien los pelos y luego grabó unas secuencias de las sesión de fotos que os dejo a continuación.

Espero que disfrutéis con las imágenes y os deseo, que dónde estéis, el camino que sigáis, seáis lo más felices que podáis.

Por que os merecéis.

Larga vida a la música.

 

Volver arriba
error: ¡Contenido protegido!